Sábado 18 de Agosto de 2018

romeobru@hotmail.com 
[Tapa]


Último momento

 

Encuesta

¿Cree que el Gobierno provincial debe apoyar a los equipos misioneros que compiten a nivel profesional?

85% Votos: 375
No
8.4% Votos: 37
No sé
1.1% Votos: 5

Buscador de noticia

Archivero

r00

Guaraní y el penoso final que lo esperaba

El equipo correntino sacó provecho del momento de Guaraní y se llevó el triunfo. El público presente en Villa Sarita reconoció el esfuerzo de los pibes (Foto: Sixto Fariña)

Era casi una realidad, pero igual duele y va a ser una herida que costará cerrar. El descenso de Guaraní a la cuarta categoría del fútbol argentino se concretó finalmente y desde hoy el club deberá pensar cómo hacer para volver a ser un referente del interior.

Echarse la culpa entre unos y otros no tiene sentido. Que la comisión anterior, que el poco trabajo en inferiores, que los números en rojo, que los refuerzos, todos fueron motivos por los que se llegó a esta situación. Las victorias y las caídas no se dan de un día para el otro y, si de fútbol hablamos, hay que repartir la culpa y la responsabilidad entre muchas personas.

Es cierto que hoy el dolor no permite ver esas cosas, que es difícil pensar más allá de lo que pasó ayer en Villa Sarita. Porque encima el equipo se mantuvo en pie hasta que los números dijeron basta. Esos malditos números que hace meses lo acechaban.

Guaraní dejó todo en la cancha. Empezó con todo ante Mandiyú, pero salió a jugar el complemento descendido y se entregó. Los correntinos se llevaron la victoria por 4-2 por la 8° fecha de la Reválida y los misioneros dejaron una imagen pobre ante su gente.

En el mismo momento en el que Caíto Fileppi puso el 1-0 en Villa Sarita, Unión de Villa Krause festejaba en Catamarca el triunfo ante Aconquija, que condenó a los misioneros al descenso. Unos minutos más tarde San Lorenzo concretó su victoria como local y enterró todas las opciones de salvación.
La victoria del miércoles pasado en Palpalá ante Altos Hornos Zapla encendió la luz de la esperanza, pero la mala campaña durante casi toda la temporada no permitió que la Franja luchara hasta la última fecha por quedarse.
El resto del partido fue casi innecesario y sobre todo el complemento. Guaraní se dedicó a consumir sus últimos minutos como un club del torneo Federal A y Mandiyú, que todavía pelea por salvarse, buscó desesperadamente llevarse puntos vitales hasta que lo logró gracias a una buena actuación de Raúl Acosta en el segundo tiempo. Caballero descontó de penal, pero nada sirvió para torcer la historia.

Los pibes y el Regional
Los proyectos tardan, muchas veces, años en dar frutos. La actual dirigencia de Guaraní decidió que era el tiempo de las inferiores, de los chicos del club. Un poco por ideología y otro poco porque la situación económica así lo pedía.

Santiago Gallelli, Hernán y Enzo Galarza, Fabio Domínguez, Nicolás Escobar, Guido Da Silva, Martín Casapava, Iván Silvero, fueron los que durante esta temporada se fueron ganando minutos y un lugar dentro del equipo.
A los chicos les tocó ser parte de un momento límite y respondieron como pudieron. Con sus ganas y su coraje, con su inexperiencia y sus miedos. Los pibes se ganaron el respeto de los hinchas que, a pesar de la bronca por el descenso, reconocieron el esfuerzo de los jóvenes.

Ahora se vendrá una etapa de incertidumbre. El Torneo Regional Federal Amateur aparece en el horizonte y amenaza con ser más duro de lo que fue el Federal A.

Puertas adentro, quienes manejan las riendas del club tendrán que hacer una exhaustiva autocrítica y enfocarse en lo que será el 2019, porque en este 2018 ya no habrá partidos importantes.

Hoy Villa Sarita está llena de dolor. Pero el fútbol misionero también está golpeado, porque ayer uno de sus grandes referentes dejó un lugar importante que le pertenece.

Fuente: Diego Vain, El Territorio.

Fútbol | 23:13 12/03/2018

 

2962172 Visitas

Todos los derechos reservados - Tendencia Deportiva - 2006
FJF Sistemas